La redWIM y su aporte a la evaluación transformadora de género

(TRADUCCIÓN DEL BLOG EN LA PÁGINA PRINCIPAL DE LA COMUNIDAD DE PRÁCTICA EN INGLÉS: https://gendereval.ning.com/profiles/blogs/the-redwim-lac-network-and-its-contribution-to-gender

Por: Fabiola Amariles Erazo

El monitoreo y evaluación (M&E) de proyectos, programas y políticas de desarrollo con enfoque transformador de género se ha convertido en un punto de entrada importante para medir y valorar las acciones que buscan la igualdad de derechos y oportunidades para hombres y mujeres. 

Al mismo tiempo, se reconoce el valor del análisis de género y equidad en la gestión de las organizaciones vinculadas al desarrollo sostenible. Se ha demostrado que las instituciones pueden tener un mayor impacto en los destinatarios de los programas de desarrollo, cuando sus propios procesos, estructuras y programación son democráticas y equitativas.

Es así como algunas metodologías de M&E (métodos cuali- y cuantitativos de medición, recolección y análisis de datos) herramientas del Desarrollo Organizacional (DO) con enfoque de Género (por ejemplo, la Indagación Apreciativa y el diagnóstico institucional) se han fusionado con para lograr una mejor comprensión de las organizaciones. Como lo predecían Campbell y McClintock1 en 2002, “la evaluación basada en el DO puede ser una herramienta importante en el proceso de creación de organizaciones dinámicas y auto renovables”.

Desde la Red de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe en Gestión de Organizaciones (redWIM) hemos confirmado esta hipótesis en cada experiencia de M&E que nos evidencia cambios positivos en las vidas de las mujeres destinatarias de los programas y proyectos. Desde su creación hace dos décadas, redWIM ha estado trabajando desde distintos frentes para contribuir a identificar los cambios que las organizaciones requieren para que sus estrategias, procesos y operaciones sean equitativas en género y contribuyan a la sostenibilidad de sus resultados.  

La celebración de su 20o aniversario en Cali, Colombia fue el momento propicio para reflexionar sobre los logros alcanzados y también sobre cómo podemos actuar para vencer las persistentes brechas de género en las organizaciones y así contribuir en mayor medida al desarrollo equitativo.  

Entre los temas emergentes y los interrogantes que debemos resolver en el futuro próximo se encuentran:

 ¿Qué estamos tratando de cambiar en términos de igualdad de género?

Como lo analiza nuestra socia fundadora Lidia Heller en su artículo editorial,  a pesar de los avances legales, políticos, sociales y culturales de las mujeres en los últimos 20 años, las situaciones de desigualdad e injusticia para las mujeres persisten. La mayoría de los indicadores de brechas de género nos muestran que no estamos haciendo el esfuerzo suficiente para el logro de la igualdad de género.  

La Dra. Heller identifica tres avenidas para el cambio: la cultura, las prácticas organizacionales y los comportamientos individuales. Como RedWIM tenemos la firme intención de trabajar en estas tres áreas para contribuir al cambio social.                                                             

  • ¿Qué oportunidades se nos presentan desde el campo del M&E para contribuir a estos cambios?

Es un hecho que debemos avanzar de la retórica a la acción, enfocándonos en lo que queremos cambiar, con métodos participativos centrados en las personas. Para el trabajo en evaluación se prioriza el desarrollo de competencias, en especial las “blandas” que ayudarán a transitar desde las habilidades técnicas del saber hacer y saber conocer hacia el saber ser de evaluadoras/es con conciencia y decisión para impulsar las transformaciones necesarias para lograr una sociedad igualitaria.

La redWIM, junto con la ReLAC y las redes regionales de evaluación AGDEN (África) y CoE-SA (Sur de Asia), como miembros de EvalGender+, han construido un Perfil de Competencias para evaluadores/as y actores de cambio que promueven y aplican la perspectiva de género con sensibilidad cultural en las evaluaciones. Este instrumento, que está en continua revisión y actualización, permitirá reforzar los programas de fortalecimiento de capacidades en la materia y se espera que facilite el trabajo en género y evaluación en otras regiones.

  • Otros temas emergentes

El encuentro de Cali permitió también reflexionar colectivamente sobre otras acciones que desde el campo de la evaluación podrían contribuir a avanzar más rápidamente hacia el cambio social:

  • Promover evaluaciones transformadoras, incorporando diagnósticos organizacionales y metodologías de cambio con perspectiva de género y feministas.
  • Realizar periódicamente reflexiones participativas feministas en programas y proyectos de desarrollo, que permitan detectar cómo se está dando el cambio en las vidas de las mujeres con la posibilidad de escalar los resultados.
  • Promover un mayor uso de teorías de cambio en programas y proyectos con indicadores cuanti- y cualitativos adecuados que faciliten las mediciones de una manera pertinente a las realidades del contexto evaluado.
  • Enriquecer las actuales metodologías de evaluación para el desarrollo con los insumos obtenidos en estudios y trabajos realizados por las organizaciones feministas para transversalizar el género. Es decir, romper paradigmas tradicionales de evaluación pero entregando evidencias rigurosas y útiles para el cambio transformador.

Parafraseando a Campbell y McClintock, “la evaluación, como un buen DO, debería hacer que tanto donantes como gestores de programas y proyectos de desarrollo se sientan un poco incómodos, introspectivos y posiblemente un poco a la defensiva, pero también apreciativos y curiosos”.

[1] Campbell, Marty & McClintock, Charles (2002). Shall we dance? Program Evaluation Meets OD in the Nonprofit Sector. (¿Bailamos? La evaluación del programa se encuentra con el DO en el sector sin fines de lucro).

Recursos (enlaces):

Add a Comment

You need to be a member of EvalGenero to add comments!

© 2020   Created by Rituu B Nanda.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service