May I share a post published today at Zenda Ofir´s blog on "Evaluation for Development". 

My contribution to her blog intended to be tips for Young and Emerging Evaluators (YEEs), but I hope that they can be adapted by current evaluation practitioners who wish to reflect on their role in transformative change. 

You can read the English version of the post at the following link: http://zendaofir.com/fabiola-amariles-tips-yees/ 

The Spanish version is given below. 

Your comments/additions/suggestions will be greatly appreciated. We would like to have an active exchange with YEEs and other groups on all these topics. 

------------

Más que consejos: reflexiones sobre las actitudes

La invitación de Zenda a contribuir a su blog con algunos consejos “desde el Sur Global” para Evaluadores/as Jóvenes y Emergentes me ha hecho reflexionar sobre cómo apoyar a las personas que ingresan al mundo de la evaluación para evitar errores comunes y romper paradigmas, en la época actual donde se requieren transformaciones para que el desarrollo de las naciones tenga un sentido de equidad y justicia social.

Creo que más que consejos técnicos y metodologías novedosas, es nuestra actitud y forma de pensar lo que va moldeando nuestro quehacer profesional. Las técnicas las aprendemos en las aulas y en los libros, mientras que nuestras formas de actuar las construimos siguiendo pautas de integridad, trabajo honesto, trato justo y actitudes éticas, es decir, fortaleciendo las competencias que atañen al ser humano, y que generalmente se aprenden en las primeras etapas de la vida.

De allí que mis consejos se dirigen a las actitudes y principios que como evaluadores debemos cultivar y practicar cuando trabajamos para el desarrollo sostenible. Se trata de reforzar aquellos rasgos de nuestra personalidad y nuestro carácter, que unidos a una formación en liderazgo centrado en principios podemos poner al servicio de nuestra profesión. Aplicando las ideas de Robert Greenleaf en “Servant leadership” (Liderazgo Servicial), es encontrar los recursos del carácter necesarios para realizar nuestro destino, es descubrir la sabiduría y el poder para poner nuestra profesión al servicio de las personas menos privilegiadas de la sociedad. En últimas, es asegurarse que nuestro conocimiento no se quede sólo como conceptos aprendidos, sino que seamos capaces de ejercer influencia en nuestro entorno para contribuir al cambio social.

Mi experiencia en la evaluación transformadora de género alimenta estos ‘tips’, sin embargo, espero que quienes los lean los adapten a otras áreas de la evaluación.

Top Tip 1 – Revise sus propias percepciones sobre "ética y responsabilidad" al hacer juicios evaluativos.

Esto se refiere no sólo a seguir la normativa y los principios éticos que rigen el proceso evaluativo, sino también al respeto por los derechos humanos de las comunidades que participan en la evaluación, a su dignidad y a los asuntos culturales que rigen su comportamiento. Significa reflexionar de manera crítica sobre los factores que inhiben o facilitan el cambio requerido, en un marco de empatía y co-responsabilidad.

Top Tip 2 – Rompa paradigmas, venza resistencias.

La evaluación transformadora requiere nuevas visiones y también nuevos usos del conocimiento que en ocasiones significan rupturas con perspectivas hegemónicas de la teoría evaluativa, así como cambios de comportamiento. Quienes se aventuren en la profesión de evaluación deben tener una actitud asertiva para transmitir los hallazgos y promover el cambio de manera convincente y con pensamiento lateral. Presentar los resultados de la evaluación con argumentos robustos basados en el conocimiento personal, con un análisis crítico y minucioso de los hallazgos para facilitar, junto con las comunidades participantes de la evaluación, la identificación de “puntos de entrada” hacia los cambios que se deben realizar.

Top Tip 3 – Use la triangulación de los datos como medio de reflexión y discusión.

Evaluar con una mirada transformadora significa sacarla del espacio técnico, afinando nuestra capacidad interpretativa de las diversas perspectivas sobre un mismo asunto; cuestionar y hacer reflexionar de manera crítica sobre los resultados de la evaluación a las personas participantes. Esto es especialmente importante en situaciones excluyentes donde se requiere identificar dónde se ocultan las fuerzas del poder inequitativo que obstaculiza los cambios. Las competencias de negociación y de relaciones interculturales juegan aquí un papel importante en esta labor facilitadora.

Top Tip 4 – Contrarreste los mitos acerca de la evaluación “castigadora”.

Una mirada fresca de las evaluaciones en su papel transformador debe reforzar el concepto de que los juicios valorativos y las evidencias son herramientas de mejoramiento que no deben generar temores o posiciones defensivas de la parte evaluada. Actitudes amigables y colaboradoras, así como el uso de herramientas y métodos que destaquen lo que está funcionando bien con el debido rigor analítico (por ejemplo, la Indagación Apreciativa o “Appreciative Inquiry”), ayudarán a socializar los resultados y potenciar su uso con mayor efectividad.

También es útil resaltar la conexión entre los resultados obtenidos y su contribución a objetivos superiores de igualdad y justicia social. Igualmente, como lo muestran algunas tendencias actuales (Ver AEA365: ¿Deberíamos estar divirtiéndonos con la evaluación?), después de tener un entendimiento común de qué es la evaluación, podemos divertirnos con ella sin dejar de cumplir las pautas de calidad.

Top Tip 5 – Identifique y supere los nuevos colonialismos en evaluación.

La/el evaluador transformador/a se posiciona a sí mismo en un lugar de influencia para desafiar la dinámica de poder tradicional y el colonialismo, buscando soluciones locales a los problemas detectados. La competencia cultural se convierte en una habilidad clave para lograr este objetivo. Además, para crear asociaciones no paternalistas con comunidades de diversos orígenes, un/a evaluador/a transformador/a se beneficiaría de las actitudes de "humildad cultural" que agregan una dimensión política para abordar los desequilibrios de poder en los grupos tradicionalmente excluidos. 

Views: 253

Add a Comment

You need to be a member of Gender and Evaluation to add comments!

Join Gender and Evaluation

Comment by Fabiola Amariles on April 28, 2019 at 7:01

Dear Rituu:

I am very pleased that you liked this blog post and that you have broadened the search for the concept of cultural humility. I also like the two components that you add to its definition: “lifelong commitment to self-evaluation and self-criticism to redressing the power imbalances” and “developing non-paternalistic partnerships”. In evaluation, it is important to have these concepts clear in participatory exercises where the cultural component is key to arriving at findings, conclusions, and recommendations that make sense for the participant community.

Regarding your question: what can help us on this journey? In my evaluative experience there are two key moments to achieve results applying cultural humility: 1) during the DESIGN of the evaluation or the reflective process, when we need to achieve an active and empathic engagement of the participants; an initial workshop is critical to get it; 2) in the analysis of the evidence found, where we must facilitate a reflective, honest and critical process of the participating community. Sense-making sessions with participants are very helpful in this instance. 

I love the SALT approach that you describe!

Hugs, Fabiola

Comment by Rituu B Nanda on April 23, 2019 at 4:59

Fabiola, this post resonates very strongly with me.  It is so true that it starts from self.  One has to continuously reflect on one's practice- of not going as auditors to find faults but to create a learning culture. True engagement of participants and being paternalistic or seen as a expert. 

You have cited other resources which I found very valuable.I loved cultural humility- searched and found this definition of - Cultural humility incorporates a lifelong commitment to self-evaluation and self-critique, to redressing the power imbalances in the patient-physician dynamic, and to developing mutually beneficial and nonpaternalistic clinical and advocacy partnerships with communities on behalf of individuals and defined populations.http://muse.jhu.edu/article/268076/pdf

So now the question is what can help us in this journey? What has helped me is Constellation's SALT approach- to stimulate not teach others, Appreciate, listen and learn from others and work as a team. Belief in strengths of others is the key!

Comment by Ravi Ram on March 29, 2019 at 4:48

Gracias, Fabiola! 

© 2019   Created by Rituu B Nanda.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service